El Santuario del Barranco de la Hoz contará de nuevo con suministro eléctrico gracias a un nuevo sistema de energía sostenible

La Diputación provincial de Guadalajara acaba de aprobar una modificación de crédito de una partida de 100.000 euros para dotar al Santuario de la Virgen del Barranco de la Hoz de un nuevo sistema de suministro eléctrico sostenible y acorde con la protección medioambiental del Parque Natural del Alto Tajo.

Este proyecto, que se llevará a cabo mediante un convenio con el Obispado de Sigüenza-Guadalajara, permitirá eliminar la línea eléctrica construida en 1988 por la Diputación, que sigue siendo propietaria de la instalación y responsable de su mantenimiento, y sustituirla por paneles solares que suministrarán la energía necesaria al Santuario.

De esta forma, señalan desde la institución provincial, se logrará un doble beneficio: ahorro a largo plazo y eliminación de los riesgos que la línea eléctrica actual supone para el Parque Natural del Alto Tajo.

Y es que desde el pasado mes de marzo este enclave singular en una de las zonas de más belleza natural de la provincia se encuentra sin luz debido al estado de la antigua línea que daba suministro a la zona.

“Se trata de una línea que realizó la Diputación en 1988 para abastecer al Santuario, también a un campamento que había en el alto del monte perteneciente a Corduente y al Centro de interpretación del Alto Tajo. A día de hoy solo nos suministraba a nosotros y suponía una inversión muy fuerte el mantener una línea para un solo suministro por lo que se pensó en este sistema renovable más económico y que permite el abastecimiento tanto del Santuario como de la Hospedería”, explica Sergio Ribalda, párroco del Santuario Virgen de la Hoz.

Así, gracias a la  inversión de la institución provincial se instalará en el Santuario esta “microred” de tipo renovable, con energía solar, además de un generador “para cuando no hay suficiente suministro de luz solar”, apunta este párroco, quien señala que también es necesaria para la Hospedería, actualmente cerrada por la crisis sanitaria, pero muy demandada por los turistas por su singular ubicación, a orillas del río Gallo.  “En estos días me llama mucha gente interesada aunque ahora está cerrado debido a la crisis sanitaria y al tema dela línea”, comenta este sacerdote.

La historia recoge la existencia del Santuario desde  1129, cuando un zagal de Ventosa buscando una oveja perdida encontró la imagen de Nuestra Señora de la Hoz escondida en la naturaleza salvaje para que no fuera profanada ni destruida por los árabes.

Fue entonces cuando se decidió construir en el lugar del hallazgo una ermita y una casa para acoger a los numerosos devotos que acudían a venerarla de todos los lugares de la comarca.

La Hospedería actual, abierta desde 1988, cuenta con 10 habitaciones, entre dobles e individuales, un restaurante en la zona inferior y es gestionada por el patronato del Santuario de la Virgen de la Hoz.

“Habitualmente abre todo el año. Algunos días de enero y febrero si hay poca afluencia cierran pero a veces si se mantiene no cerramos. Se intenta abrir todos los fines de semana del año”, explica este párroco quien considera que este nuevo sistema de suministro era vital tanto para el Santuario como para la Hospedería.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas