El yacimiento del Prao de los Judíos de Molina de Aragón ganará en accesibilidad con el programa Recual

A finales de este 2019 el yacimiento arqueológico medieval del Prao de los Judíos será más accesible para los visitantes gracias a las actuaciones que se están llevando a cabo en el marco del Programa de Recualificación y Reciclaje Profesional (Recual) en Molina de Aragón. Una circunstancia que, desde el Ayuntamiento, consideran ayudará a impulsar el potencial turístico de este patrimonio singular del municipio.

“Lo que se está arreglando pasa por mejorar la accesibilidad pero también incluye la instalación de señalética y carteles informativos, en una primera fase. Dentro del Prao, una segunda actuación, afecta al acceso que hay desde el Barrio de la Judería a la puerta del castillo. Ahí se ha arreglado parte de la muralla que hay, parte de las entradas de las casas y se han habilitado los accesos al castillo y a la parte de arriba de la calle”, explica el alcalde de Molina de Aragón, Francisco Javier Montes

Recientemente, el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, acompañado por el delegado de la Junta en Molina, José Antonio Herranz y al alcalde de Molina de Aragón, Francisco Javier Montes, ha podido comprobar in situ los trabajos realizados hasta el momento por las dos mujeres y los seis hombres que están participando en el proyecto, que lleva por título ´Molina reconquistando al tiempo´, y que tiene por objetivo reforzar la imagen de Molina de Aragón como ciudad histórica y turística.

Este programa incluido dentro de la iniciativa Recual, destinado principalmente a mayores de 45 años, se iniciaba el pasado mes de julio, y durante seis meses el alumnado participante se forma en Operaciones Auxiliares de Acabados Rígidos y Urbanización.

En lo que respecta a las prácticas profesionales, éstas se han centrado principalmente en las inmediaciones del Prao de los Judíos con la adecuación de senderos que permitirán la creación de tres accesos al yacimiento arqueológico desde el casco antiguo.

A ellos se han sumado otras actuaciones complementarias que garantizarán la seguridad de los caminos, como la colocación de barandillas de madera o la construcción de muretes de contención. En concreto, para el desarrollo de este proyecto en Molina de Aragón el Gobierno regional ha destinado un total de 92.350 euros.

El yacimiento está abierto al público y también puede visitarse con visita guiada, comenta el primer edil, “pero sí que estaba en un estado lamentable. Todas las vallas que tenían estaban caídas, los carteles informativos estaba deteriorados, etcétera. Y todo eso se ha incorporado nuevo además de otro acceso al yacimiento porque una de las partes del acceso a la muralla estaba en muy mal estado y con peligro de que se caiga”.

El alcalde molinés señala que este recurso patrimonial recibe visitas con mayor o menor intensidad pero confía en que la remodelación realizada, previstas para su finalización a 31 de diciembre, impulse más si cabe el turismo a este singular yacimiento.

El yacimiento se encuentra a los pies del castillo de Molina de Aragón y tiene una extensión aproximada de 1.700 metros cuadrados. Se ubica en la cota más alta del actual núcleo urbano de Molina de Aragón, junto a la Puerta de Abogalobos, una de las entradas al albacar de su fortaleza medieval.

Pese a sus reducidas dimensiones muestra una amplia secuencia de ocupación que abarca desde la época Califal hasta los S. XVI-XVII. Prueba de ello es la importante acumulación de elementos constructivos, superpuestos unos a otros que es difícil a veces ordenar diacrónicamente.

Fotografías: Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Deja un comentario

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas