tierra.molinesa@gmail.com

Juan Manuel Monasterio: «Nuestro museo de verdad son nuestras casas, nuestras calles, nuestro castillo… y hay que defenderlos a toda costa».

Tierra Molinesa, dentro del compromiso que esta asociación mantiene con la información en la comarca y de cara a las próximas Elecciones Municipales, ha enviado un cuestionario a todos los candidatos a la Alcaldía de Molina con 15 preguntas sobre algunas de las cuestiones que ha considerado cruciales para los ciudadanos y para el desarrollo de esta zona. Las preguntas  son las mismas para todos ellos y las entrevistas irán publicándose en esta página por orden de recepción.

Juan Manuel Monasterio (Unidas Izquierda Unida) nació en Toledo el 10 de junio de 1951. Está casado y tiene dos hijas y tres nietos. Desde sus inicios y hasta hace cuatro años ha sido director del Museo de Molina de Aragón y presidente de la Asociación de Amigos del mismo. En la actualidad ostenta el cargo de gerente del Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo. Incluso antes de jubilarse, participó activamente en la comunidad educativa como miembro electo del Consejo Escolar, tanto del Colegio Público como del Instituto de Molina de Aragón. También desde la presidencia de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) y como presidente del Aula de Música. Durante los últimos cinco años se ha centrado en emprender proyectos sociales para esta comarca con el principal objetivo de contribuir a ayudar a los que le rodean.

P.- ¿Por qué decidió presentarse como candidato la Alcaldía de Molina?

R.- Fue una decisión colegiada. En la Asamblea Local debatimos el trabajo realizado durante todos estos años y decidimos que ahora no podíamos abandonar el Ayuntamiento. Fuimos dos las personas elegidas para ocupar los puestos de salida: Luis Tomás Pérez Salazar, médico de nuestra ciudad durante más de veinte años, que encabezaría nuestra propuesta al Senado y yo mismo para encabezar la lista al Ayuntamiento por mi experiencia en la gestión municipal. Por lo tanto me presento como candidato para trabajar por otros cuatro años en el puesto que mis vecinos decidan: Si es como Alcalde será una gran responsabilidad; si es como concejal seguiré trabajando por Molina como lo llevo haciendo desde hace más de doce años.

P.- ¿Cuál cree que es el asunto más urgente  para la ciudad, el primero por el que se sentará a trabajar si es elegido alcalde? ¿Qué medidas tomaría para abordarlo?

Atender a la mayor empresa que hay en nuestra ciudad que es el Ayuntamiento. Tenemos que sentarnos con el Comité de Empresa; hablar de la Relación de Puestos de Trabajo; de cómo se van a cubrir las plazas vacantes de la plantilla; de cuál va a ser la estructura de coordinación de los distintos servicios, porque en definitiva ésta sí que es la primera de nuestras obligaciones: hacer que el Ayuntamiento funcione bien, de una manera profesional y ágil para solucionar los problemas que nos plantean los vecinos.

Por poner un ejemplo, la falta de arquitecto nos está creando un problema importante para los vecinos que quieren invertir en la remodelación de viviendas o la creación de nuevas; el que haya solo una técnico en la Oficina de Turismo nos plantea problemas de cómo desarrollar esta labor tan importante de promoción y actividad económica de nuestra ciudad, pero son solo dos ejemplos.

Quizá esta medida no parezca tan llamativa como la que plantean otros partidos políticos, pero estoy convencido de que tenemos que avanzar con el trabajo continuo y del día a día, no con grandes anuncios, intenciones y vaguedades.

Son casi cuatro millones de euros los que gestiona el Ayuntamiento y una plantilla superior a los cincuenta trabajadores. La perfecta coordinación de estos recursos es lo que permitirá solucionar los problemas cercanos de los habitantes de Molina y ese será el primer asunto si los ciudadanos de Molina me votan como Alcalde.

P.- Uno de los problemas más importantes que amenazan a Molina de Aragón y su comarca es la despoblación ¿Qué acciones emprendería para atraer nuevos pobladores a la ciudad?

R.- Es cierto, la despoblación es un grave problema y creo que debemos hacernos la siguiente reflexión ¿Por qué se van nuestros vecinos e hijos fuera de la Comarca? En mi modesta opinión, porque quieren vivir mejor. Esa es la respuesta y es lícita y comprensible, por lo tanto tenemos que enfocar las acciones para que no sientan esa necesidad.

Si revisamos el programa que presentábamos hace cuatro años vemos que las medidas que proponíamos todavía están en pleno vigor. Demandábamos una ciudad con servicios, jardines, guarderías, limpieza, etc. Pero hacíamos hincapié en la creación de puestos de trabajo directos con la gestión de las obras por parte del Ayuntamiento e indirectos promoviendo especialmente la hostelería, que aunque da trabajo a gran parte de los 850 inmigrantes que tenemos en nuestra ciudad, puede crecer más, reclamando a la Administración Regional más talleres de empleo, más planes de empleo, pero también la aplicación de una ITI (Inversión Territorial Integrada) para nuestra comarca. Desafortunadamente, tenemos que seguir demandando la mayoría de las actuaciones que proponíamos, la situación no ha mejorado mucho.

Tenemos el dudoso honor de ser la zona cero de la despoblación en España y, aunque en Molina de Aragón se ve una tendencia a estabilizar la población, en el resto de la Comarca los índices de despoblación están disparados y la Administración Central y la Regional no se dan cuenta que este no es un problema local, sino que es como un cáncer agresivo que va devorando la España rural.

No obstante, hay que seguir apoyando movimientos reivindicativos y proyectos como Serranía Celtibérica, aunque teniendo en cuenta que poco pueden hacer esos héroes anónimos que son los alcaldes y concejales de los pueblos de nuestra Comarca si la Administración Central y Regional no toman medidas.

 En definitiva, reclamamos con todas nuestras fuerzas la aplicación de la Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural 45/2007 del 13 de Diciembre, máxime cuando el mes pasado ya la Comisión Europea se pronunció sobre la dotación económica de fondos de despoblación.

P.- Está claro que el empleo es un sector fundamental para fijar población ¿Qué ideas tiene para favorecer la creación de puestos de trabajo en esta zona?

R.- Hay que marcarse objetivos claros, ¿Quién puede crear trabajo? La respuesta es obvia, las empresas. Por lo tanto tenemos que ayudar a crear infraestructuras que ayuden al desarrollo de las actividades empresariales.

¿Cuáles son las más inmediatas? Las relacionadas con la hostelería, el comercio y la distribución y las nuevas tecnologías, por ello proponemos, para fomentar el autoempleo joven, poner en marcha el vivero de empresas que ya demandábamos hace cuatro años, un espacio donde a los jóvenes que empiezan se les facilite unos locales e infraestructuras accesibles económicamente y les permitan iniciar una actividad empresarial.

¿Dónde se concentran gran parte de nuestras empresas? En el polígono industrial y sin embargo aún no hemos puesta en marcha la empresa de mantenimiento del polígono, a pesar de haberla aprobado por unanimidad en una moción que presentamos.

No basta con que hayamos conseguido un reconocimiento de la UNESCO a nivel internacional, hay que conseguir que el plan Leader permita realizar los proyectos presentados por nuestro municipio y pedanías, así como los de Interés Comarcal. Hay que recordar que somos más del cuarenta por ciento de la población y que el grupo se llama de Desarrollo Rural, no solo del territorio, sino de donde viven sus gentes. Entre sus misiones una de las más importantes es la promoción económica y por lo tanto vamos a exigírselo.

Ya somos reconocidos a nivel nacional e internacional, la gente acude a visitarnos y hay que pensar que nunca seremos una ciudad industrial, seremos una ciudad de servicios y eso es lo que tenemos que promocionar: cultura, patrimonio, calidad de vida y un turismo de calidad que se expanda por toda la comarca. Para ello necesitamos profesionalizarnos, conseguir que haya una demanda creciente para que los emprendedores puedan satisfacerla, creando los productos y servicios que se demandan fundamentalmente en el ámbito turístico..

P.- El turismo es uno de los sectores estratégicos para Molina y su comarca ¿Cuáles son sus propuestas para impulsarlo?

R.-Hay que forzar al gobierno central a tomarse en serio el Parador Nacional. Es una reclamación que todos los partidos tendríamos que hacer de manera unánime.

Con un gran esfuerzo hemos puesto en marcha la Carta Europea de Turismo Sostenible y tenemos que comenzar la segunda fase que es la adhesión de las empresas, pero para ello necesitamos ayuda de las administraciones.

Desde hace ya diez años la Corporación y yo personalmente hemos trabajado en el Plan Director del Castillo de Molina. Se ha presentado un gran número de veces, tanto a premios internacionales como a proyectos como el 1% Cultural. Ya va siendo hora de que tanto el Estado como el Gobierno Regional se den cuenta que el sacar este proyecto adelante es fundamental para nuestra ciudad. Los dos grandes partidos vienen cada cuatro años a solicitarnos el voto. Pues bien, es hora de que se acuerden de invertir en nuestro patrimonio que es el de todos los españoles y tienen una deuda histórica con la Comarca de Molina y la ciudad.

Pero descendiendo a lo concreto, aunque los vecinos no lo saben, tenemos las instalaciones adecuadas para una Escuela de Hostelería que no se ha puesto en marcha nunca. Está en el edificio de los Escolapios y la inversión total fue casi de medio millón de euros. Vamos a reclamar Módulos de Formación Profesional que provean de profesionales a la hostelería.

De nada sirve que hayamos conseguido atraer a decenas de miles de turistas a nuestra ciudad si no les damos la atención que requieren. En ese sentido, hay que profesionalizar la Oficina de Turismo con una estructura adecuada y con más profesionales cualificados que puedan no sólo atender a los que vienen a conocernos, sino que diseñen estrategias de marketing, atiendan las plataformas digitales de difusión y, en definitiva, pongan en valor todo el patrimonio de la Comarca en el mercado español e internacional de Turismo.

Aprobamos una moción para crear una zona de autocaravanas, hicimos una magnífica promoción desde el Geoparque en Fitur y en las redes sociales, ya es continua su presencia en nuestra ciudad y por añadidura en toda la Comarca, pero cuando nos preguntan por la zona de autocaravanas les tenemos que decir que no está hecha.

En definitiva, el turismo es una gran posibilidad de futuro, pero como todo, hay que trabajarla mucho y saber hacerlo.

P.- Existen varios edificios en el casco que amenazan ruina y afean la imagen de nuestra ciudad y además, representan un problema para la seguridad ¿Qué hará para solucionar este problema si gana las elecciones? ¿Cuál cree que es el camino para impulsar nuestro patrimonio histórico-artístico?

R.- Muy sencillo, hacer cumplir las normas subsidiarias; ser ágiles en la tramitación de expedientes; no permitir que desde el Gobierno Regional miren para otro lado o se hagan los desentendidos, porque por  ley nosotros estamos obligados a respetar el casco histórico, pero por la misma ley es su competencia la gestión de licencias de patrimonio, las ayudas a la rehabilitación e incluso la potestad sancionadora.

Deben tener conciencia de que está es su obligación y deben proveer fondos para ayudar a los vecinos y al propio Ayuntamiento a salvar este patrimonio. Tienen que volver a poner en marcha el programa Molina a Plena Luz y dotarlo económicamente y el Ayuntamiento debe pedir una revisión de las normas subsidiarias del casco histórico que nos permita a los ciudadanos de Molina volver a abrir los locales comerciales de la calle Las Tiendas, por ejemplo, para esos jóvenes que quieran iniciar una actividad, pero con una ayuda  tanto técnica como económica para iniciarlo.

Tenemos que cuidar lo que nos diferencia de otras partes, lo que nos hace ser especiales, lo que nos da autenticidad, por eso cuando un edificio medieval se hunde, parte de nuestra historia y de nuestras raíces desaparecen. Nuestro museo de verdad son nuestras casas, nuestras calles, nuestro castillo y hay que defenderlos a toda costa.

P.- Actualmente, Molina de Aragón es la sede del Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo, que supone un reconocimiento internacional como programa UNESCO ¿De qué manera piensa colaborar con este proyecto de desarrollo local?

Es un proyecto que ha abierto un horizonte de trabajo en toda la Comarca. Poco a poco se van creando infraestructuras; se va instalando la señalización y los alcaldes de los distintos pueblos nos van demandando ayuda técnica para proyectos de promoción de sus pueblos. En definitiva es una manera distinta de trabajar.

Personalmente, como gerente del Geoparque voy a seguir dedicando 24 horas al día si es necesario, convenciendo a las administraciones de la necesidad del proyecto; buscando financiación para el equipo de trabajo; creando proyectos y presentándolos para buscar financiación y sobre todo, formando a un equipo de profesionales que serán los encargados de llevar a cabo esos proyectos.

Este reconocimiento no ha caído del cielo. Ha sido producto de muchos años de trabajo y de convencer a mucha gente en España y en Europa. Aprobamos un Plan Director que pusimos en marcha del 2014 al 2017. Ahora hay otro en vigor del 2018 a 2022.  Fruto de ese trabajo la Comarca de Molina ha sido reconocida GEOPARQUE MUNDIAL DE LA UNESCO, y hay que decirlo con orgullo, somos el único Geoparque de Castilla-La Mancha y además la iniciativa ha salido de una asociación sin ánimo de lucro, la Asociación de Amigos del Museo de Molina, en donde están inscritos más de cuatrocientos socios.

Programas educativos como Jóvenes Embajadores del Geoparque, el de Geoescuela para los escolares de Primaria, la actividad cultural y educativa de todos los días, el proyecto Molina “ Ciudad de Congresos” que ha traído a nuestra ciudad cinco congresos nacionales e internacionales en los últimos cuatro años; la continua publicación de material científico y de nuestra editorial hace que seamos uno de los Geoparque más activos de Europa y, por ello, hemos sido revalidados para los próximos cuatro años.

P.- ¿Qué propuestas lleva en su programa para atender las necesidades de los barrios pedáneos de Molina?

R.- Cuando nos hicimos cargo de la Concejalía de Obras y Servicios diseñamos un proyecto de inversión anual para cada uno de ellos. Cuando salimos del equipo de Gobierno ese plan se olvidó. Hay que retomarlo. Son cuatro años los que dura el mandato; pues bien, hay que reunirse con los vecinos de los barrios y preguntarles qué podemos hacer durante estos cuatro años. Esa forma de trabajar funcionó y cada año en cada barrio se hizo una actuación: la que los vecinos nos pidieron y hay que decir que fueron realistas y comedidos y todas se ejecutaron.

R.- Cómo candidato a alcalde, que es el presidente nato de la Común ¿Cuál cree que debe ser su utilidad como institución histórica que agrupa a todos los pueblos?

R.- Hay que realizar una reestructuración profunda: Primero, propiciando un cambio de estatutos para conseguir que una institución con tal potencial no sea simplemente el administrador de un patrimonio, sino un foco de actividad y de creación de infraestructuras para los pueblos que la conforman.

Como parte fundamental del Grupo de Desarrollo Rural Molina-Alto Tajo son los responsables de la inversión de más de cuatro millones de euros en toda la Comarca. No nos puede volver  a ocurrir como en el Leader anterior que se devolvieron 1.300.000 euros por no haber sabido fomentar y gestionar proyectos empresariales. No podemos estar pidiendo continuamente inversión si luego no sabemos gestionarla.

P.- Si su gobierno pudiera tener acceso a una inversión de 8 millones de euros para la ciudad ¿A qué los dedicaría?

R.- A cumplir con nuestro programa electoral. No existen soluciones mágicas, sólo un proyecto con un programa bien definido y trabajo constante para sacarlo adelante. No creemos en soluciones fáciles que vayan a solucionar nuestros problemas, porque ya hemos escarmentado de otras veces y al final lo que se impone es la realidad y el trabajo.

P.- Señale lo que a su parecer considere más importante a la hora de actuar en las siguientes áreas: Educación, Sanidad, Juventud y Deportes.

R.- Educación y Sanidad son competencia de la Junta de Comunidades y lo que debemos hacer es que cumplan con sus obligaciones de dar la mejor calidad en asistencia sanitaria y la mejor oferta educativa a nuestros jóvenes.

Desde el Ayuntamiento nuestra competencia es Juventud y Deportes y tenemos que volcarnos en nuestros jóvenes de una manera amplia, sabiendo que cuando hablamos de Juventud hablamos de nuestro futuro. Así que hay que cuidar y potenciar la oferta dedicada a ellos, fundamentalmente en lo deportivo pero también en lo cultural y social, como son las Escuelas Deportivas, el Centro Joven o el Aula de Música.

P.- Las Asociaciones son hoy por hoy el motor de la vida cultural y social de la localidad ¿De qué manera pretende favorecer su impulso y colaborar con estos colectivos?.

Molina de Aragón no sería hoy una ciudad tan vitalista, llena de actividades y tan viva en lo social, deportivo y cultural sin sus asociaciones.

La riqueza de un pueblo no se mide por los euros que tiene sino por sus valores, su cultura, sus tradiciones y por su actividad social. En este sentido tenemos que poner de manifiesto con orgullo que quizá seamos una de las ciudades con mayor número de asociaciones y más activas; es esta riqueza la que debemos cuidar incentivar y potenciar.

P.- Existen muchos molineses que esperan la visita del Rey como Señor de Molina, ¿Cómo alcalde le invitará a venir?

R.- Creo que la invitación se le ha hecho por activa y por pasiva y hasta el momento no ha tenido tiempo u ocasión. De todas maneras, aunque no soy monárquico, se le recibiría como la máxima autoridad del Estado que la Constitución le otorga.

P.- Para terminar, ¿Cómo espera que sea Molina de Aragón dentro de cuatro años si gana las elecciones? ¿Cómo le gustaría que fuera dentro de 25 años?

R.- Una ciudad que siga cambiando a mejor, plural, amable, acogedora y que sus habitantes tengan menos motivos para irse a fin de desarrollar su proyecto de vida. Si conseguimos ese objetivo, personalmente estaré satisfecho de todo el trabajo y esfuerzo que he dedicado a esta Ciudad y Comarca que nos acogió a mí y a mi familia a lo largo de tantos años.

Deja un comentario

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas