tierra.molinesa@gmail.com

La exposición «In nocte ante festum» ha recibido alrededor de 4.000 visitantes

La exposición «In nocte ante festum» que conmemora el V Centenario de la bula papal que concede a Molina de Aragón el privilegio de celebrar una Misa de Gallo en la víspera de la Fiesta de la Inmaculada, llega a su fin este sábado, 16 de febrero, a partir de las 18.00 horas, con la representación del auto sacramental del mismo nombre

Alrededor de 4.000 personas se han acercado a descubrir “In nocte ante festum”,  desde que el pasado 18 de febrero de 2018 el obispo de la Diócesis Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez,  inaugurara la exposición conmemorativa del V Centenario de la Bula Papal que concede el privilegio a los molineses de celebrar una Misa de Gallo en la víspera de la fiesta de la Inmaculada.

Cuando se cumple un año de su inauguración y se aproxima la fecha en la que se celebra el 501 aniversario de esta bula, se procede a clausurar esta exposición con la representación del auto sacramental “In nocte ante festum”, que se celebrará este sábado, 16 de febrero, a partir de las 18.00 horas, en la Iglesia de San Pedro.

Ante el éxito de la exposición, la Comisión del V Centenario de la Bula no descarta la posibilidad de que permanezca en las dependencias de la iglesia de San Pedro para que pueda ser visitada durante los fines de semana y festivos.

Personas de distintas partes de la geografía española, varios autobuses, excursiones procedentes de universidades, asociaciones de vecinos, colegios, etc., se han acercado a descubrir ese pedacito de la historia de Molina que los molineses portamos con orgullo cada noche del 7 de diciembre, cuando ascendemos al Cerro de Santa Lucía para abrigarnos en el calor de la hoguera o nos sentamos a cenar en familia en una suerte de Nochebuena anticipada, para acudir después a la Misa de Gallo en familia.

Los molineses ya venían celebrando la festividad de la Inmaculada Concepación mucho antes de que la Iglesia se pronunciara al respecto –el dogma de fe no sería proclamado hasta el año 1854 por el Papa Pío XII-.

El Papa León X, en su sexto año de pontificado, concedió a Molina de Aragón el privilegio de realizar en la víspera del 7 al 8 de diciembre,  una misa capitular cantada -similar a la Misa de Gallo que se celebra en Nochebuena- oficiada por un Presbítero, un Diácono y un Subdiácono. De esta manera reconocía el sumo pontífice la devoción y la defensa a ultranza que desde siempre ha manifestado esta tierra hacia la pureza de la Madre de Dios. La bula papal, fechada el 18 de febrero de 1518,  se conserva todavía en perfectas condiciones.

Actualmente, Molina de Aragón comparte este privilegio sólo con la localidad de Mula (Murcia) y con Roma, en todo el mundo.

La exposición, organizada por las parroquias de Molina, la Comisión del V Centenario de la Bula y el Obispados, recoge una pequeña selección del patrimonio religioso (tallas, pinturas, telas, orfebrería, libros…) que la fe, la devoción y la tradición molinesa han dado lugar a través de su rica historia.

Deja un comentario

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas