Marta Corella, alcaldesa de Orea: “Para nosotros conseguir revertir la visión de que el pueblo no tenía futuro es algo importantísimo”

El municipio de Orea, junto al corazón del Parque Natural del Alto Tajo y con un patrimonio natura único, es hoy un emblema en defensa del mundo rural y las posibilidades de desarrollo del mismo. Su alcaldesa, Marta Corella, Premio Orgullo Rural 2020 por su lucha contra el despoblamiento, es la cabeza visible de los vecinos de este municipio que, entre todos, han logrado convertir esta pequeña ‘aldea gala’ en un lugar deseado por muchos para instalarse.

“Nosotros recibimos muchas solicitudes de gente que se quiere venir aquí a vivir. Y esto viene de lejos porque llevamos 9 años metidos en las redes para captar a gente”, afirma Corella quien reconoce que la pandemia, si algo bueno a traído, ha sido poner en valor lo rural y ha impulsado su población pasando de unos 180 vecinos a 230 en el último año.

Los proyectos impulsados desde este pequeño municipio de la comarca de Molina son incontables y es ejemplo para muchos otros más allá de las fronteras de la provincia. Forman parte del Plan Corresponsables del Gobierno regional o del Aula Mentor que permite formase a distancia, impulsado por el Ministerio de Educación. Sus retos son varios, pero Corella asegura que “para nosotros conseguir revertir la visión de que el pueblo no tenía futuro es algo importantísimo. Que haya gente que haya pensado en un lugar atractivo para comprarse casa y venir aquí, que es lo que está sucediendo, es un hito importantísimo. Lograr que estar aquí tenga prestigio”, una tendencia que es hoy ya una realidad en este pueblo.

Actualmente cuentan con colegio con 14 niños y afirma que “hemos rejuvenecido bastante la edad media de nuestro municipio y ahora estamos por debajo de los 50”, algo que se ha conseguido con la llegada de familias, parejas o jóvenes solos que han visto en este pequeño municipio un lugar perfecto para instalarse.

Todo ello pese a que no disponen de internet por fibra. “Tenemos una antena de 4G que puso el Gobierno regional hace unos años y también tenemos un operador local puesto en marcha por una persona que teletrabaja en Orea y lo ha implementado y puedes contratar con esa empresa. No obstante, seguimos trabajando para mejorar las telecomunicaciones y hemos llegado a un acuerdo con una empresa para que pueda instalar la fibra óptica”, señala la alcaldesa quien espera que eso suponga un aliciente más para captar población.

De hecho, ya forman parte de la Red Nacional de pueblos acogedores, un proyecto piloto que engloba a municipios con las condiciones para acoger a aquellos nómadas digitales que quieran pasar un tiempo en un pueblo.

Otra de los objetivos a corto plazo es el arreglo de las calles en mal estado derivadas de la reparación e instalación de la red de abastecimiento, que contaba con más de 75 años, y que ha dejado grandes cicatrices de cemento en el asfalto. El Ayuntamiento está valorando como financiarlo para poder acometerla lo antes posible.

Aprovechamiento forestal

Una prioridad en Orea son sus montes, cuidar de ellos porque son su esencia, de lo que se ha vivido durante décadas y que son fuente inagotable de aprovechamiento. En este sentido, dentro de los múltiples proyectos pendientes se encuentra el de la puesta en marcha de una red de calor con biomasa, aprovechando la masa forestal derivada de la tala del bosque, que pueda permitir un abastecimiento energético independiente y sostenible al municipio.

También acaban de poner en marcha un proyecto de innovación para investigar la reindustrialización forestal de la zona “y estudiar qué modelo es el que necesitamos para satisfacer las necesidades del mercado y hacer lo máximo para recuperar la cadena de valor”, explica la primera edil, que señala que cuenta con más de 500.000 euros y ya se están eligiendo las parcelas para la investigación y se ha sacado a concurso la bolsa para contratar un ingeniero de montes.

Lucha por mantener el retén forestal

En los últimos tiempos, Orea ha sido noticia también por su lucha por mantener el retén forestal que se va a trasladar al vecino municipio de Alcoroches.

“No entendemos como la Junta puede actuar en contra de sus propios técnicos del operativo de Infocam, en cuyo plan provincial aprobado en agosto de 2020 por ellos diciendo que el retén y patrulla tienen que estar en Orea. Aquí está la cabecera de la comarca forestal desde donde se accede más rápidamente a la cabecera del Parque Natural del Alto Tajo”, señala Corella quien apunta que ahora mismo la empresa trabaja sábados y domingo para terminar la base de Alcoroches, donde ya está el punto de encuentro.

Ante su movilización y la de la plataforma creada para pedir explicaciones y solicitar que no se lleven la base, Corella afirma que “depende de con quién hables te cuenta una cosa diferente”.

Los trabajadores, asegura, están en desacuerdo con dicho traslado “porque les están cambiando el punto de encuentro a un lugar que no reúne las condiciones, pero además están alejando su punto de trabajo del actual ya que tienen que hacer 15 kms más”.

Corella confía en que haya un punto de reflexión y de sensatez “porque esto son fondos europeos y es complejo justiciar llevarse un servicio y hacer unas infraestructuras que ya existen y están operativas gastándose 300.000 euros. Eso no sé si en Europa lo va a entender”.

Fotos cedidas por el Ayuntamiento de Orea.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas