MolinArte, una muestra de la diversidad y calidad del talento artístico molinés

La iglesia de San Pedro, en Molina de Aragón, acoge hasta el próximo 10 de octubre una exposición dedicada al arte molinés. La muestra recoge obras que reflejan el talento artístico de la comarca de la mano de artistas noveles y consagrados que muestran una selección de obras donde no falta la diversidad y calidad.

La exposición, denominada Encuentros culturales: I Molinarte, pintura y escultura, está organizada por la Asociación Tierra Molinesa y patrocinada por la Diputación Provincial y nace con vocación de visibilizar a los artistas de la comarca de Molina, dando  a conocer su obra, independientemente de que sean amateurs o vivan de ello.

“El objetivo de esa muestra es visibilizar el talento de la zona. Tanto si es amateur como si es profesional”, señala Mª Paz Herranz, encargada de la coordinación de la muestra.

Un total de 17 pintores y escultores molineses ofrecen una selección de medio centenar de obras en una muestra que da a conocer todo el potencial creativo de estos artistas de nuestra comarca: Elena Vicente, Tomy Rodríguez, M. Jesús López, Jorge Carda y Milagros Rodríguez (El Pobo de Dueñas) ;Javier Rego Muñoz (Campillo de Dueñas); Antonia del Olmo (Mazarete); Belén Morata, Martín Mendieta, Sara Mellado, Paula Cuesta Leal y Miriam Barahona (Molina de Aragón); Lourdes Barquinero y Alejandro Aynos (Tortuera); Angel Arribas (Rueda de la Sierra); y los hermanos Pascual y Jesús  Alba (Checa).

Del total de artistas participantes, cinco son escultores mientras el resto son pintores. Una de las escultoras es Elena Vicente que participa en la muestra con anamorfismos, que es una deformación óptica creada que ya practicaba Piero della Francesca o Holbein y que consiste en observar la obra desde una posición concreta para ver la realidad. En este caso, “nos acercaremos al marco del cuadro para ver un murciélago que no veríamos desde otros ángulos o una visión central”, señala Herranz. Esta escultora y profesora universitaria es multidisciplinar. “Tienen mucha proyección internacional al igual que Javier Rego que es un escultor campillano con bastante prestigio”, comenta Herranz. Rego ha presentado una colección que une naturaleza con literatura, de ahí el título de “Litenatura”; sus obras realizadas con madera natural cada una de las cuales está inspirada en un libro.

Varios de estos artistas, dos tercios aproximadamente del total, no viven en la comarca de Molina y el resto sí residen y ejerce su trabajo o afición en los municipios del Señorío de Molina como es el caso de los hermanos Alba, que además de escultura y pintura hacen obra para arquitectura. “Ellos trabajan la forja, hacen rejas, barandillas, cerramientos etcétera. Se trata también de dar visibilidad y publicidad a aquellos que viven de ello, añade esta coordinadora”, añade Herranz, quien cree que es muy necesaria en esta zona “despoblada y envejecida pero donde hay mucho talento”.

Alba ha participado con tres esculturas, entre ellas un Don Quijote, una apuesta innovadora mientras su hermano cultiva más la pintura que define como automatismo psíquico puro.

Ángel Arrivas y Martín Mendieta son otros de los escultores participantes. Arrivas es de Rueda, cuyo padre era herrero como en el caso de los hermanos Alba, y trabaja esculturas decorativas de mesa hechas con soldadura y motivos costumbristas. Por su parte, Mendieta comenzó con arenisca pero las obras de la muestra son de piedra floresta tallada siempre a mano, alternando la escultura ornamental con todo tipo de trabajos para arquitectura y embellecimiento urbano, destacando las fuentes que podemos ver por toda la comarca o las estelas funerarias.

Entre los pintores podemos encontrar diversas técnicas y temáticas desde costumbristas pasando por algo más abstracto o retrato como los de Sara Mellado.

La pintora y empresaria textil Miriam Barahona une arte y naturaleza en sus pinturas mientras que Paula Cuesta, profesora de instituto, trabaja el tema social en sus pinturas al igual que la acuarelista Antonia del Olmo.

Acuarelista también son Lourdes Barquinero y Alejandro Aynos, ambos de Tortuera, que abordan otras temáticas más costumbristas y urbanos, respectivamente.

Mila Rodríguez, autodidacta de formación, es académica por la  temática y preciosista en la técnica, mientras que su hermana, Tomy Rodríguez, se inspira en sus recuerdos de niña para pintar con colores fauvistas.

Jordi Carda, gran amante y observador de la naturaleza, defiende una pintura naif inspirada en el entorno rural.

María Jesús López pinta de forma luminista y Belén Morata mezcla técnicas y tiene un arte multidisciplinar.

Algunas de las obras de la muestra están a la venta y pueden adquirirse mientras otras no. “Cada artista ha decidido participar con lo que ha querido y en algunos casos son obras de las que no desean desprenderse. La muestra es muy diversa y eso también es enriquecedor”, añade la coordinadora de la muestra.

“Cuando se ideó la muestra no se pensaba en que fueran tantos los artistas y finalmente se ha recortado en obras, de mucha calidad y muy diversa, para poder adaptarnos a la iglesia de San Pedro”, señala Herranz quien espera que esta iniciativa tenga continuidad con otras muestras de diferentes disciplinas.

Próximos destinos

Esta exposición es itinerante, gracias a la colaboración de la Diputación provincia, y próximamente girará a los municipios de Alustante, Checa y El Pobo de Dueñas, Sigüenza y Guadalajara.

En concreto, podrán disfrutar de ella en Alustante del 17 de octubre al 2 de noviembre; en Checa del 6 al 30 de noviembre; y en Pobo de Dueñas del 4 de diciembre al 2 de enero mientras que faltan por concretar las fechas de Sigüenza y Guadalajara que serán ya en 2020.

No obstante, cualquier ayuntamiento de la provincia  interesado en la muestra puede solicitarla  a tierra.molinesa@gmail.com.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas