Peña El Cascurro

Esta vez no traemos a esta sección de “Molineses” a uno en concreto si no a 21 molineses, los que componen actualmente la peña El Cascurro de Molina de Aragón. Este año 2021 cumple esa peña sus 50 años, el andar comenzó en 1971. A la sombra de la primera y mítica peña de la localidad “El Pichorro”, un grupo de amigos formó El Cascurro, y perdura con una amistad entre sus miembros que ha sido la argamasa imprescindible para llegar a este aniversario tan significado.

Aunque fundada en Molina por chavales de 12, 14 años, el lugar de nacimiento de estos o sus antecesores o ancestros son localidades de toda la comarca: Molina, Rueda de la Sierra, La Yunta, Herrería, Peralejos de las Truchas, Canales de Molina, Alustante, Tierzo, Adobes, Terzaga, …

Hoy, ya maduros y más de uno jubilado, unos residen en Molina, quien no conoce la carpintería Blasco, los supermercados Vivó, fundados por el tío Manuel de Herrería hace más de 100 años como almacén de ultramarinos y coloniales o ha solucionado alguna incidencia en Mapfre y otros trabajan o han trabajado por cuenta ajena; otros residen fuera de la comarca, pero el retorno con frecuencia, el mantenimiento de la casa familiar, el arraigo de ellos y sus familias a esta tierra molinesa, el sentirse pertenecientes a algo ancestral, se mantiene fuerte en su interior y hace de la peña El Cascurro algo más que una peña en la vida cotidiana de Molina de Aragón.

Desde la peña, en una publicación por motivo de su 50 aniversario, recuerdan que: “ha sido un largo camino el que va desde aquel 1971 a este 2021, algunos amigos se quedaron en él, demasiado pronto y algunos demasiado jóvenes, siempre, siempre, los hemos tenido y tendremos en el recuerdo. Otros, tras unos años en la peña salieron de ella, guardamos vivencias, cercanía y amistad”.

Y sobre aquellos primeros años señalan: “En 1971 algunos aún llevábamos pantalones cortos, íbamos al cine Aguilar, a la OJE, al Ladis y callejeábamos mucho, mucho. La tele era en B/N y solo había un canal, y el que tenía teléfono en casa, lo tenía anclado a la pared. Del Pardo Galloso [escuelas de primaria], donde nos dieron leche en polvo americana del Plan Marshall, pasamos al C.O.P. Santo Tomás de Aquino [instituto de bachillerato]. La barra del Casino, a la que no nos dejaban entrar, …”.

Desde Tierra Molinesa desear larga vida a El Cascurro y recordar que uno de sus miembros, Jesús José Heredia Clemente, fue secretario de nuestra asociación, un recuerdo especial para él.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas