Se repiten los cortes en el teléfono en la comarca

Las localidades de Rillo de Gallo y Corduente se vieron afectadas por cortes en el servicio de telefonía móvil e Internet en los días previos a la Navidad y durante las fiestas de Reyes.

Cuatro días, entre el 3 y el 6 de enero, los vecinos de Corduente que tienen Movistar como operador estuvieron sin servicio móvil ni internet. Juan Carlos Muñoz, alcalde de la localidad, de unos 250 habitantes, explica a tierramolinesa.es que fue “un pequeño corte de luz” lo que propició este contratiempo, ya que afectó tanto al repetidor de televisión, “que se reinicia sin problemas al cuarto de hora”, como al repetidor de telefonía móvil, que tiene más problemas para volver a funcionar “y se queda fuera de servicio”. El hecho de que el incidente ocurriera durante los días de Reyes también ralentizó la reparación. El día 7 de enero el servicio volvió a funcionar perfectamente.

Muñoz señala que se sopesó, como ayuntamiento, la idea de realizar reclamación a la compañía -Movistar tiene la obligación de indemnizar a los usuarios si existen interrupciones del servicio superiores a 48 horas en un mismo mes por causas ajenas al cliente- aunque finalmente no se hará ninguna.

Esta situación no es nueva, admite el alcalde, ya que cada corte de luz que sufren en el pueblo, “por pequeño que sea”, supone esperar a un técnico “para que venga a rearmar el repetidor”. Peor lo tienen en las pedanías. “A mí me preocupa más Torete”, afirma. En este pequeño pueblo, a unos 12 kilómetros de Corduente, “en cuanto se va la luz, se quedan sin teléfono fijo, sin teléfono móvil, incomunicados totalmente. Ya le he comentado a Germán Martínez, su alcalde pedáneo, que tenemos que hacer alguna reclamación porque no se pueden quedar sin teléfono, aunque sea los móviles, mínimo el 112”. Les pasó recientemente, “en estos días pasados que hubo mucho viento, estuvieron un día y medio sin luz y sin teléfono”, señala Muñoz.

En el caso de Rillo de Gallo, el alcalde, José López, no sabe precisar exactamente cuánto tiempo estuvieron sin servicio, aunque sí que el incidente ocurrió durante los días de “fuertes lluvias y viento, antes de Nochebuena”.

Santiago, propietario del único establecimiento rural del pueblo, Apartamentos Asador de Rillo, confirma que el mal tiempo, fue la causa del fallo del repetidor, situado en Herrería, y explica, sin poder precisar tampoco los días exactos de la caída del servicio, que la cobertura se interrumpió “durante todo un fin de semana, aunque a nosotros no nos afectó demasiado porque tenemos teléfono fijo”.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas