Serranía Celtibérica solicita al Gobierno la declaración del Señorío como zona «en situación de catástrofe demográfica».

Representantes de la Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica y del Instituto de la Ingeniería de España han presentado, en Molina de Aragón, el proyecto piloto “Señorío de Molina de Aragón, zona cero de la despoblación europea” al Gobierno de Castilla-La Mancha, representado por el director general de Desarrollo Rural, José Juan Fernández Zarco, y el delegado provincial del área, Santos López Tabernero, en el transcurso de un encuentro celebrado en la sede de la Asociación de Desarrollo Rural Molina de Aragón Alto Tajo, con presencia de su presidente, Jesús Alba Mansilla.

El proyecto, se desarrolla dentro del convenio firmado recientemente entre la Asociación Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, que estuvo representada por su presidente, Francisco Burillo Mozota, y por la experta en GIS y análisis demográfico, Pilar Burillo Cuadrado, y el Instituto de Ingeniería de España, que contó con la presencia del presidente del Comité de Asuntos Rurales de la entidad, Domingo Gómez Orea.

Este proyecto se encuadra entre las acciones impulsadas por la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica, representada por el  catedrático de Ecología de la Universidad de Alcalá de Henares, Miguel Ángel de Zavala Girones, y el profesor de Geografía de la Universidad de Zaragoza en el campus de Teruel, Pascual Rubio Terrado.

Objetivo y líneas de acción del proyecto piloto “Señorío de Molina de Aragón”

Considerando que la despoblación es el síntoma principal de un largo proceso de declive territorial, el objetivo básico del proyecto consiste en reconducir tal proceso hacia otro de progreso que contribuya a fijar la población existente y a propiciar su crecimiento progresivo por vía natural y favoreciendo la incorporación de nuevos efectivos; todo ello haciendo del Señorío un espacio atractivo para vivir y lleno de oportunidades para progresar; y mostrando esta imagen de prestigio en el exterior.

Para avanzar hacia estos objetivos el documento presentado prevé las siguientes líneas de actuación, que en conjunto, reforzándose mutuamente, conforman una estrategia solvente de desarrollo:

1) Solicitar al Gobierno de España y a la Unión Europea que declare al “Señorío de Molina de Aragón” en situación de catástrofe demográfica, y que como área desfavorecida, que cumple con los requisitos de ser rural remota, de montaña, con problemas demográficos graves, y muy extrema densidad demográfica, se aplique de forma inmediata el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, tal como vienen disfrutando desde hace años otras áreas desfavorecidas como las insulares ultraperiféricas, aplicándose, de forma inmediata, una Inversión Territorial Integrada (ITI) y similar discriminación positiva que la existente en las Islas Canarias.

2) Realizar un primer informe donde se analizará la distribución, evolución, proyección futura y características demográficas de la población, evaluando la población que reside más de la mitad del año. Se identificarán, asimismo, los sectores de actividad económica, el PIB per cápita, y otros indicadores sociales. Este informe será elevado al Rey de España, en su calidad de Señor de Molina, a la Diputación Provincial de Guadalajara, a la Comunidad de Castilla-La Mancha, al Gobierno de España y a la Unión Europea.

3) Implicar a la Asociación de Desarrollo Rural Molina de Aragón Alto Tajo, a la Comunidad de Villa y Tierra del Señorío de Molina, a sus cuatro sesmas, a las mancomunidades y municipios, así como a la ciudanía, sectores sociales y económicos del Señorío de Molina de Aragón, en los objetivos y líneas de acción del proyecto. Desarrollar el liderazgo entre la población que permanece y entre los emigrantes recientes o de primera generación que pudieran estar interesados en la reconducción del proceso de declive señalado. Invitar a participar en el proyecto y apoyarlo a personas de prestigio vinculadas con el Señorío.

4) Elaborar y promover una imagen de prestigio nacional e internacional del Señorío de Molina y de la Serranía Celtibérica. Actualizar el informe para que la cultura celtibérica sea reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

5) Evaluar el capital natural y cultural disponible y/o valorizable como recurso de desarrollo. En lo relativo al natural, cabe poner el énfasis en aspectos como la capacidad de absorción de CO2, el clima, el agua, el paisaje, y la biodiversidad, que se encuentran en la base de sus potencialidades forestales, agrarias, ganaderas y turísticas. Mientras, en lo referente al cultural, se tendrá en cuenta su gran patrimonio histórico e inmaterial, propio este de una sociedad campesina que en pocos años desaparecerá y que la UNESCO está reconociendo en todo el mundo como Patrimonio de la Humanidad.

6) Proponer acciones multinivel que supongan un desarrollo social y económico sostenible, para generar empleo y riqueza en el marco legislativo europeo y se pueda revertir la lacra de la despoblación.

7)  Planificar las medidas de vertebración del territorio, para conseguir un sistema de pueblos eficaz, eficiente, atractivo, competitivo y sostenible, tanto desde el punto de vista de la generación de actividad económica y creación de empleo, cuanto de la dotación de equipamientos y servicios sociales, y muy especialmente de acceso a la vivienda de calidad; fomentar para ello colaboración intermunicipal. Y mantener en buen estado la red de carreteras y extender la banda ancha y la telefonía móvil a todo el Señorío de Molina de Aragón.

8) Identificar una batería de proyectos a partir de los recursos endógenos y oportunidades de localización del señorío, basados en la doble idea de calidad y sostenibilidad, capaces de atraer el interés y la inversión de agentes privados.

9) Recoger los objetivos y líneas de acción señaladas y otras que puedan surgir, en una estrategia de progreso para el Señorío, que muestren sus relaciones sinérgicas, su solidez y su solvencia.

10) Extrapolar los métodos, estrategias y medidas desarrolladas en el Proyecto Molina de Aragón al resto de la Serranía Celtibérica, y a las “Áreas de Baja Densidad de Población” del resto de España y Europa meridional.

Algunas precisiones territoriales

Serranía Celtibérica es el mayor desierto por despoblación de toda la Unión Europea, pues con una extensión de 65.825 km2, esto es más del doble que Cataluña, tiene una población censadas de 467.308 habitantes, lo que da una densidad de 7,09 hab/km2. Circunstancias demográficas extremas que al situarse por debajo de los 8 hab/km2

Dentro del territorio de Guadalajara destaca el Señorío de Molina de Aragón, en el que sus 8.489 habitantes según el censo ocupan un área de 3.362 km2, lo que arroja una densidad de 2,52 hab/km2. Sin embargo, este índice será muy inferior cuando se analicen los datos de población reales. Los datos históricos alejan cualquier duda sobre si la extrema situación demográfica extrema en la que se encuentra el Señorío de Molina se debe a causas estructurales. Para ello un dato significativo, el rey de España, Felipe VI, sigue ostentando el título de Señor de Vizcaya y de Molina, distinción que se remonta al año 1293, con el reinado de Sancho IV. Este título es indicio de que estos territorios tenían en la Edad Media una importancia similar. Pues bien, en la actualidad, en la provincia de Vizcaya viven 1.148.000 personas sobre 2.217 km2, y su densidad es de 517,95 hab/km2. Estas diferencias tan dispares son consecuencia de un proceso continuado de demotanasia, como lo demuestra el hecho de que sea el Señorío de Molina la comarca que más población ha perdido en el siglo XX, un 80,90 %.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas