Tragsa licita las instalaciones del parador de Molina por más de 3.380.000 euros

La empresa pública TRAGSA ha sacado a licitación dos importantes actuaciones para el Parador de Molina de Aragón, que sigue adelante con las obras de cara a la finalización que, según el presidente de Paradores, Oscar López, sería en los primeros meses de 2022.

TRAGSA, la sociedad que tiene la encomienda del Instituto de Turismo de España (Turespaña) para la ejecución de las obras, ha sacado a licitación los trabajos de ejecución de diferentes instalaciones en la obra, por un importe de 3.386.315 euros y que se refieren a las instalación de cuadros de control, climatización, contraincendios y fontanería. Las ofertas se pueden presentar hasta el día 11 de noviembre.

Por otra parte, la próxima semana, concretamente el día 4, concluye el plazo para la presentación de ofertas para el suministro de material para la ejecución de la tabiquería interior y el aislamiento acústico y térmico. Este contrato tiene un presupuesto de casi 300.000 euros.

De este modo, se continúa adelante con el proceso de terminación de la obra del futuro parador de turismo «Alto  Tajo» que tan deseado es en Molina de Aragón y que lleva años en construcción, si bien estos últimos pasos señalan en la buena dirección y en la seguridad de su pronta terminación.

Si la obra es entregada a Paradores en los primeros meses del año 2022, como está previsto en estos momentos, posiblemente en el verano de este mismo año se podrán alojar ya los primeros clientes de este establecimiento que será fundamental para situar a Molina de Aragón y todo la comarca en el mapa del turismo selecto y de calidad de  España.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas