COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN TIERRA MOLINESA

Ante la supresión de una nueva ruta del servicio de Correos en el Señorío de Molina de Aragón, en concreto la de Molina a  La Yunta, la Asociación Cultural «Tierra Molinesa» quiere manifestar:

1º.- Su más firma indignación ante la decisión de una empresa pública como Correos, que pertenece en su totalidad a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI)  -de hecho está dirigida por un exalto cargo del partido en el Gobierno-, que en consecuencia debería ser especialmente cuidadosa con el mantenimiento de los puestos de trabajo y de un servicio público esencial.

2º.- Lamentar profundamente la incoherencia absoluta de los órganos de decisión de Gobierno del Estado y de las comunidades autónomas que, mientras supuestamente abanderan en los medios de comunicación la lucha contra la despoblación en el medio rural español, después toman decisiones contrarias y dejan en evidencia, una y otra vez, su más absoluta falta de sensibilidad ante los problemas de despoblación y envejecimiento.

3º.- La supresión de este servicio esencial en la ruta de La Yunta, como también ha ocurrido en otras en la propia comarca molinesa, servicio prestado por una empresa cien por ciento pública, demuestra que en realidad no existe ninguna intención de revertir el problema de la despoblación, y que las iniciativas que se están llevando a cabo desde el Congreso o desde otros estamentos nacionales y autonómicos, son en realidad un brindis al sol para acallar el creciente malestar que vive el medio rural con respecto a la clase dirigente y en no existe intención alguna en trabajar para revertir la situación.

4º.- Desde Tierra Molinesa exigimos una respuesta contundente de todas las instituciones públicas, senadores, diputados nacionales y regionales, y cargos electos, ante este nuevo atropello del Estado y sus representantes a la comarca y manifestamos nuestra total solidaridad con el municipio de La Yunta y con todos los pueblos afectados con esta decisión y otras similares anteriores.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Esto es un ejemplo más de la despreocupación y desatención pública que contribuye inexorablemente al vaciamiento poblacional de nuestra tierra. No se puede olvidar que la despoblación no es la causa sino el efecto del atraso socioeconómico , coadyuvado por la acción u omisión de los poderes públicos de forma manifiesta y continuada.

Responder a Jesús de los Reyes Cancelar la respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas