El Gobierno regional acomete trabajos de rehabilitación del firme en el tramo de carretera que une los municipios de Zaorejas y Corduente

Los trabajos de rehabilitación de la carretera CM-2015, en el tramo que une las localidades de Zaorejas y Corduente y discurre por los términos municipales de Torremocha del Pinar y Cobeta, cumplen un mes desde que dieron comienzo. Una actuación para la que el Gobierno regional, a través de la Consejería de Fomento, va a destinar un importe superior a los 2,8 millones de euros.

El delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, ha visitado durante la mañana de hoy las obras que se realizan a lo largo de esta carretera para conocer el estado de ejecución de las mismas en un recorrido que ha realizado acompañado por el delegado provincial de Fomento, Teodoro Baldominos; el delegado de Servicios de la Junta en Molina de Aragón, José Antonio Herranz; el alcalde de Corduente, Juan Carlos Muñoz; el alcalde de Zaorejas, Miguel Gil; el alcalde de Torremocha del Pinar, Daniel Muñoz; y César Esteban, responsable de Hocensa, empresa que realiza los trabajos.

El tramo objeto de actuación, con una longitud de 30 kilómetros, presentaba un importante deterioro en el firme motivado por el envejecimiento del pavimento, que soporta durante el invierno unas condiciones adversas y los inconvenientes de los tratamientos con fundentes. Esta situación “hacía imprescindible esta intervención, con la que actuamos en una de las principales vías que vertebran esta parte del territorio, garantizando la comunicación de los pueblos más pequeños, y con la que evitamos su aislamiento y luchamos contra la despoblación”, ha señalado Robles.

Asimismo, el delegado de la Junta ha subrayado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha por mejorar la red de carreteras de la provincia de Guadalajara con “intervenciones que mejoran sustancialmente las comunicaciones por carretera, pero también la seguridad de quienes transitan por ella”, ya sean habitantes, personas que trabajan en estos municipios o turistas que visitan este enclave del Alto Tajo, especialmente numerosos durante los meses de verano. 

En este sentido, Robles ha recordado el gran esfuerzo que viene realizando desde el Gobierno presidido por Emiliano García-Page para poner a punto la red de carreteras de titularidad autonómica en la comarca de Molina de Aragón y que han supuesto una inversión superior a los 10 millones de euros en esta legislatura. Entre estas intervenciones se encuentran las obras de mejora en la CM-2107, en los tramos que unen Anquela del Ducado con Turmiel y Milmarcos; en la CM-2106, entre Peralejos de las Truchas y Terzaga; en la CM-2015, en Rillo de Gallo; o en la CM-2113, en el tramo que une Riba de Saelices y Huertahernando.

Los trabajos de rehabilitación que se ejecutan actualmente en la carretera CM-2015, que cuentan con un plazo de ejecución de 12 meses, comenzaron a principios del mes de octubre con la limpieza y reperfilado de las cunetas y bermas. Actualmente, las actuaciones se centran en la mejora de la capa de rodadura, que contemplan la extensión de dos capas de mezcla bituminosa en caliente, complementada con la adecuación del drenaje transversal y longitudinal, y la renovación de la señalización horizontal y vertical, balizamiento y sistemas de contención.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas