Crece la preocupación por el deterioro de servicios básicos en la comarca

La sanidad, el transporte  y las telecomunicaciones siguen acaparando el interés y preocupación en la comarca de Molina, ante la situación actual que supone un enorme impedimento para las actividades normales que tienen que desarrollar los habitantes de la comarca, un gravísimo problema añadido, de máxima trascendencia, para frenar la despoblación.

La pasada semana, los molineses se manifestaron en Molina ante la grave situación que padece la sanidad en la comarca convocados por La Otra Guadalajara. Ante el centro de especialidades pusieron de manifiesto el deterioro constante y permanente en los últimos años de la atención sanitaria, como se demuestra con el hecho de que a pesar de tener un centro de especialidades tan solo existen un par de especialistas mientras que, en la realidad, la atención se sigue prestando en el hospital de Guadalajara.

La Otra Guadalajara, que había convocado una protesta en todos los pueblos molineses, puso una vez más de manifiesto la situación de la educación, de las pensiones en el medio rural o de la vivienda, con lo que será imposible frenar la despoblación.

También la pasada semana, el consejero de Fomento, Nacho Hernando, acompañado por el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, y el delegado de la Junta, Eusebio Robles, mantuvo una reunión con el alcalde de Molina, Fran Montes, para tratar la problemática que existe en toda el Señorío con el  servicio de transportes de viajeros especialmente agravado con la pandemia sanitaria y la entrada en concurso de acreedores de la empresa IRB que cubre la concesión Madrid-Molina-Teruel-Valencia.

Hernando informó de la participación de la Junta en la Mesa del Transporte Rural que va a poner en marcha el Ministerio de Transportes, asegurando igualmente que expondrá al ministro correspondiente la problemática de la comarca con el servicio de autobuses Madrid-Molina, fundamental para los desplazamientos a Guadalajara para la atención médica, la educación o gestiones ordinarias de todo tipo. Hernando adelantó que se está trabajando en esa Mesa del Transporte Rural para que la comarca de Molina tenga un nuevo modelo de transporte a la carta , que dependerá de taxistas y pequeñas empresas de la comarca, para que sea realmente efectivo y garantista para todos.

Tanto el alcalde, Fran Montes, como los representantes de las mancomunidades de la zona, trasladaron al consejero la gran preocupación que existe en toda la comarca por la merma en estos servicios, la pérdida de calidad de los mismos, así como su deterioro constante en los últimos años sin solución alguna por parte de ninguna administración.

Esta entrada tiene un comentario

  1. La falta de independencia del la Comunidad Molinesa es más que evidente. Y esta dependencia enferma su estabilidad , crecimiento y futura salud. No hay que buscar soluciones fuera, ni pedir ayuda a organismos supraterritoriales, hay que atacar al problema desde dentro. La gestión nefasta de sus recursos hace que sus beneficios se pierdan y no reviertan en riqueza sobre nuestro territorio. La Comunidad Molinesa debe administrarse, gestionarse, dirigirse, atenderse por sus habitantes. El centro de poder debe volver al pueblo para regenerar todas sus instituciones parasitadas y enfermas desde hace mucho tiempo.

Responder a Andrés Garcés Cancelar la respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas