La Comunidad del Real Señorío de Molina y su Tierra arranca una nueva etapa tras los comicios de septiembre

Tras las elecciones celebradas en septiembre, la Comunidad del Real Señorío de Molina y su Tierra comienza una nueva etapa en la que renueva como administrador de la misma Mariano Colás. Posteriormente, en el mes de enero, coincidiendo con el año natural, tomarán posesión los cuatro nuevos apoderados elegidos también en estos comicios, uno por cada sexma, renovándose así la mitad cada tres años. La Junta de Apoderados está integrada por ocho miembros.

En concreto, en las pasadas elecciones de septiembre se eligieron lo siguientes sexmeros: Jesús Alba, por la sexma de La Sierra;  Luis Miguel López, por la sexma de El Campo; Fernando Madrid, por la sexma de El Sabinar; y Teodoro Gaona, por la sexma de El Pedregal

De origen medieval, la Comunidad del Real Señorío de Molina mantiene el funcionamiento y esencia de sus orígenes pese al paso del tiempo y está conformado por un administrador y ocho apoderados, dos por cada sexma (69 núcleos de población de los que 43 tienen entidad de ayuntamientos): la de La Sierra, El Pedregal, El Sabinar y El Campo.

Mariano Colas, quien anteriormente también ha sido apoderado, repite en el cargo. “Mi papel es administrar y velar por las fincas y por el desarrollo de la comarca dentro de nuestras limitaciones”, señala el administrador quien tiene voz, pero no tiene voto en la toma de decisiones de esta institución.

“Lo que hago es preocuparme del día a día de la Común. Nosotros no tenemos ningún tributo del Estado como tienen los ayuntamientos y si tenemos un presupuesto es porque nos lo ganamos a pulso y te lo digo porque lo vivo en carne propia”, afirma Colas quien explica que es posible gracias a la gestión de los bienes y propiedades de la Comunidad, a lo largo de sus 12.000 hectáreas de cotos de caza, recursos forestales, tierras de labor o molinos de viento.

“La finca de Sierra Molina, en el término de Checa, es la ‘joya de la corona’, con 6.600 hectáreas”, explica Colas. A lo que se suma otra finca en el término municipal de Hombrados, donde también poseen cinco molinos. “También tenemos una finca en Rillo de Gallo, en Piqueras y en Selas. De los pastos, cotos de caza y cultivos en las mismas nutrimos el presupuesto”, asegura este administrador que señala que el grueso del gasto se destina al mantenimiento de la residencia de mayores de Santa Ana.

Objetivo prioritario

La prioridad de la Comunidad del Real Señorío de Molina y su Tierra es mantener y apoyar la Residencia de mayores Santa Ana. Tal y como señala Teodoro Gaona, apoderado por la sexma de El Pedregal y alcalde de Prados Redondos, que repite en el cargo tras los últimos comicios.

“La residencia es de todos los pueblos y es algo que queremos mucho. El día que fallen los recursos porque la caza baje mucho o la renta de las tierras para cultivo pues veremos lo que hacemos. De momento el apoyo que mantenemos todos los años es muy importante”, afirma Gaona.

Una opinión que comparte  Colas quien señala que es un recurso “muy demandado en la zona” donde hay una gran población envejecida y muchos sin grandes pensiones con lo que este recurso ejerce una labor social. La residencia es nuestra razón de ser”, añade y recuerda que la Comunidad es una institución cuyos beneficios siempre revierten en la zona, aunque cada vez sean menos los que conozcan su labor.

“Antes enseñábamos a los niños, cuando pasaban a la ESO, lo que era la Común y también apoyábamos un aula de música en Molina”, apunta Colas que afirma que hay que potenciar y visibilizar más la entidad. Algo que comparte Luis Miguel López, apoderado por la sexma de El Campo, nuevo en el cargo, aunque lleva 11 años como alcalde de Cubillejo de la Sierra.

“En nuestra sexma se quedaba un cargo libre, me lo propusieron y al final me decidí.  Si queremos hacer cosas en la comarca alguien tiene que molestarse en estar en este cargo”, afirma.

Llega con ganas de trabajar, pero “lo primero que tengo que hacer es aprender. El que haya apoderados que llevan varios años hace que entres con cierta confianza en que va a haber gente que te va a ayudar y enseñar el funcionamiento de la Institución”, afirma López

El próximo mes de enero tomarán posesión de sus cargos y arrancará una nueva etapa de esta ancestral institución cuyos fines de velar por los intereses de la zona siguen intactos.

Esta entrada tiene un comentario

  1. La comunidad del real señorío de Molina y su tierra, es la institución más importante social, política y económicamente hablando del territorio molinés, pues representa los ingresos mas importantes para su comunidad. Su paupérrima y desvergonzada gestión está llevando a la comarca a la total despoblación y es la culpable del abandono y falta de desarrollo en la zona. Que todos esos recursos, que potencialmente podrían dar de comer a miles de familias, las que han tenido que emigrar para que los caciques y pistoleros vengan a matar animales por placer. Únicamente pueda mantener una residencia de mayores no es de risa es una burla al pueblo. Su administración es completamente opaca a la población, su auténtica propietaria, y la falta de trasparencia es su denominador común. Ahí está la clave de la despoblación y del no desarrollo comarcal. Ahíbalah.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas