Santiago Araúz plasma sus intensas vivencias en un nuevo libro, «Incidentes sin importancia (1936-2020)»

«Incidentes sin importancia (1936-2020)» es el último y reciente libre del molinés Santiago Araúz de Robles (Molina de Aragón), el prestigioso abogado y escritor recientemente elegido premio Emprendedores Molineses por la Asociación Tierra Molinesa». Dentro de su extensísima obra literaria, Santiago Araúz acaba de publicar a través de la Editorial Trotta esta nuevo obra de memorias que, sin duda, resultará toda una experiencia para sus lectores.

El tiempo en que uno vive es sabroso, interesante. Si no se le saca el sabor es que se perdió el gusto. El cardenal  Newman llega a decir que quien desprecia su época es que preferiría no haber nacido. Quien llega a los ochenta -y más- años de vida ha de tener qué contar, le sobra perspectiva.

Es la razón de ser del autor de este libro: no cuenta tanto lo que le pasó, resultaría una autobiografía pretenciosa, explica, sino lo que vió de cerca hasta vivirlo. Y ello con respecto a una época que pudiera ser el paradigma de la Historia: de 1936 a 2020 ha sucedido todo, lo bueno y lo malo, lo ilusionante y lo decepcionante.

Los que han vivido ese largo tiempo han asistido a dos guerras, una mundial, que es el summum hasta, quizás, servir de vacuna universal, y otra civil, en que las mejores y las peores pasiones se desatan. Se pasó del sedentarismo al turismo sin tregua, del pan de centeno como castigo al pan de centeno gourmet. Del asno al avión supersónico. Y a los ordenadores personales. Del miniestraperlo, a la corrupción institucionalizada y social, del sano orgullo por la historia, al temor a la historia. De la dictadura a la concordia de la Transición, hasta en cierto modo, “mirar de nuevo -pero poco- hacia atrás con ira”.

Tal es el tema sin tema de este libro, que el propio autor califica de loco, en el sentido teresiano: está escrito por el “loco de la casa”, y habla de las cosas que en su día fueron cotidianas, aparentemente triviales.  Se atreve a incluir, incluso, algún poema que, entiende, viene al caso como retrato de parte de la “nueva sociedad”, tan pujante. Y, puesto que el libro se remató en “tiempos de la pandemia”, se alude a la misma y a sus consecuencias, como colofón: es un reto para la ciencia, es un reto para la solidaridad pero, sobre todo, “recuerda los límites de la condición humana”.

 Por supuesto el autor no renuncia a su condición de ciudadano del mundo pero con raíz -esas raicillas íntimas que no son patrioterismo insolidario, como escribía Simone Weil- en Molina de Aragón, riñón de la Celtiberia. Confía en que el lector disfrute y reflexione. Cuando el autor estaba en el colegio, se le quedó grabada aquella espléndida frase que debería estar en el ánimo de cualquier escritor: Deleitar, aprovechando. Y la primera lección que ha de asumir el que escribe es que depende del juicio del lector. Y al mismo se somete.

Tierra Molinesa dispone de ejemplares de este interesante libro de nuestro autor molinés, y se pueden solicitar al correo tierra.molinesa@gmail.com al precio de 15 euros.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hasta estos momentos es el más interesante intelectual de esta nuestra tierra. Espero que tenga su reconocimiento algún día.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas