Sara Mellado, joven promesa de la pintura molinesa

La exposición Molinarte, que actualmente recala en Sigüenza, muestra la diversidad y calidad del talento artístico molinés. En ella podemos encontrar tres obras de la pintora Sara Mellado. Esta joven molinesa de 33 años lleva pintando desde niña y no duda en afirmar que “pintar es mi pasión y quiero vivir de ello”. Esta confianza y seguridad por apostar por su vertiente artística es hoy más firme que nunca ya que asegura que, pese haberse formado en Bellas Artes, no fue hasta hace tres años cuando se centró en la pintura con una dedicación diaria, trabajando técnica y creciendo como artista. Mientras lo compagina con su vida personal y su trabajo en el negocio familiar, el restaurante El Castillo de Molina de Aragón.

“Hice Bellas Artes en Cuenca y un master en Educación en la universidad de Zaragoza en Teruel. Cuando terminé fue justo cuando la crisis anterior a la pandemia y ya no salieron oposiciones con lo que me metí al restaurante a trabajar y me quedé en Molina, aunque mi primera opción era venirme de profesora aquí porque me gusta vivir aquí y siempre he sido muy de Molina”, explica esta joven, quien señala que le roba horas al sueño para pintar, pero es algo que le compensa.

Reconoce que estuvo varios años desmotivada porque a ella siempre le gustó el hiperrealismo, estilo de sus obras actuales, mientras que en la universidad de Bellas Artes de Cuenca “eran muy modernos y lo que premiaban era más el concepto a la técnica”.

Siempre se ha dedicado al retrato. Primero con lápices de colores y actualmente con oleo. Estos tres años que lleva centrada en la pintura ya han dado sus frutos ya que es finalista de la edición de este año del Concurso internacional de retrato Modportrait, que actualmente se expone hasta el 11 de junio en Zaragoza y del 18 de julio al 22 de agosto en Barcelona en el Museo Europeo de Arte Moderno.

“Me da un poco de miedo porque tenía la visión de que este mundo es un poco competitivo y hasta que no me he empezado a sentir más segura de mí misma no he empezado a presentarme a concursos. Y el primer concurso al que me presenté fue al Modportrait y fue seleccionada como finalista. Me ha costado, pero estoy contenta”, afirma esta artista que asegura dedica mínimo mes y medio a cada cuadro.

El cuadro seleccionado es un retrato de su abuela. “Hasta ahora he estado trabajando en la técnica para llegar a un nivel de hiperrealismo con el que yo esté convencida. Ensayo, error”, explica y asegura que la idea es seguir trabajado y creciendo e “irme presentando a concursos para hacerme un nombre y un hueco en el mundo del arte. Me permite medirme y saber por dónde voy”, afirma esta artista que asegura ser demasiado perfeccionista.

El siguiente certamen al que quiere presentarse es a Figurativas, que lo organiza el Museo de Arte Moderno de Barcelona.

Aquellos que visiten el restaurante El Castillo pueden contemplar su obra ya que “allí están como una galería. Me gusta ver la reacción de la gente, por donde van los gustos”, asegura.

Su objetivo a medio plazo es seguir trabajando y mejorando y confía en que en un par de años “tener unos 12 cuadros para poder ir moviendo. Y me da igual que sea por España, Londres o Nueva York. La próximo que pinte será para otro concurso de Nueva York. Estoy muy motivada. He despertado de un letargo que me ha durado unos cuantos años”

Imagenes:  Sara Mellado y retrato de su abuela seleccionado por el Modportrait (cedidos por Sara Mellado)

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas