Un colegio en activo y un proyecto de escuela de resineros, servicios para que Corduente siga vivo

No todos los municipios pueden presumir de estar enclavados en un Parque Natural como el del Alto Tajo. Ese es el caso de Corduente, un pequeño municipio de algo más de 200 vecinos empadronados y de los pocos que tiene la fortuna de mantener colegio y ver corretear por sus calles a varios niños. Su alcalde, Juan Carlos Muñoz, tiene claro que la prioridad es “intentar mantener los servicios para mantenerlo vivo” y evitar que pierda población. Actualmente hay 9 niños de infantil y tres de otros cursos, tres de ellos que vienen de Cobeta ya que debido a la pandemia “han preferido traerlos a este colegio en lugar de llevarlos a Molina”,

“Un pueblo cuando pierde el colegio pues deja de ser pueblo y lo que queda es solo gente mayor. Afortunadamente la cercanía a Molina también nos beneficia y han llegado parejas jóvenes y gracias a eso tenemos el colegio abierto”, señala el primer edil de esta localidad que, antes de la pandemia, recibía numerosos turistas que acudían a visitar la belleza de sus parajes naturales. Este año, han notado el descenso de visitantes, aunque en el verano “si notamos movimiento” ya que muchos se decidieron por el turismo rural en lugar de escaparse a la costa.

La pandemia ha marcado, como a todos, el día a día de este municipio a lo que se ha sumado en este 2021 el temporal Filomena que dejó temperaturas por debajo de -20º y numerosos destrozos.

No obstante, este alcalde que afronta su primera legislatura no se resigna a poder lograr cosas para su municipio como mantener la residencia de ancianos, de titularidad municipal pero gestionada por una empresa privada y que cuenta con nueve plazas de las cuales sólo están ocupadas seis.

Además, quieren avanzar en el pabellón de deportes que se empezó a construir con ayudas de Diputación. “Es otra de las metas, terminar el pabellón para que los niños en invierno puedan disfrutar de él incluso para poder hacer allí la gimnasia del colegio. Este año vamos a intentar terminar el tejado”, afirma.

Escuela de Resineros

Entre algunos de los proyectos a corto plazo, a nivel comarcal, se encuentra el impulsar una escuela de resineros. “La resina es algo que también en su día funcionó, pero luego ha quedado muy parado. En parte porque el precio ha caído mucho y no compensaba dedicarse a ello, pero aquí ha habido gente que trabajó en la resina muchos años. Últimamente tuvimos cuatro chicos que han trabajado de resineros, pero no les salían las cuentas para mantenerse. Eran vecinos que estaban en el paro y se les dio pinos para resinar”, explica el primer edil.

Ahora, de la mano de unos vecinos de Cobeta, la Junta y diferentes ayuntamientos “estamos dispuestos a cederles el terreno que necesiten a cambio de intentar fijar un poco de población” con este proyecto de escuela de resineros que tienen en mente.

Vinculado también al sector forestal, hace años se puso en marcha una planta de Biomasa que actualmente está parada tras cerrar el pasado mes de enero, al terminar el contrato de adjudicación con la empresa que la gestionaba. Este cierre ha afectado a nueve trabajadores que actualmente se encuentran en paro, si bien hay dos empresas interesadas en ella y confía en que vuelva a estar operativa en los próximos meses.

Por último, y vinculado al retén contra incendios que se ubica en el municipio, está previsto que la base helitransportada del mismo cambie de ubicación. Este servicio forestal “da mucha vida al pueblo en verano. Algunos son gente de aquí, pero otros vienen y alquilan casas en el municipio además del movimiento en servicios que dinamiza la economía local”.

Imágenes: Ayuntamiento de Corduente.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image

Cerrar menú
Ir a la barra de herramientas